Tu vivienda, mi vivienda...

¿Qué es una vivienda?

Alguna vez nos hemos preguntado su significado. Eso depende de la manera como cada uno ha vivido. Por lo tanto puede tener muchos significados donde cada uno le imprime su sello y liga este a un sentimiento, a una causa, o a un deseo.
Si buscamos en un diccionario, lo primero que encontramos es: "La vivienda es el lugar cerrado y cubierto que se construye para que sea habitado por personas. Este tipo de edificación ofrece refugio a los seres humanos y les protege de las condiciones climáticas adversas, además de proporcionarles intimidad y espacio para guardar sus pertenencias y desarrollar sus actividades cotidianas".

¿Ahora quisiera que cada uno se preguntara que sentimiento le produce su vivienda?

Hice esta pregunta entre los arquitectos del taller y cada uno tiene su muy propio punto de vista.

    

Alina Escobar:

“Mi casa para mí es el mejor lugar en el que puedo estar. Cada rincón y cada adorno tienen un recuerdo y una razón única. La hemos ido llenando de a poquitos y cada mueble nuevo o cambio ha significado un pequeño triunfo.  Eso es lo que la hace diferente a las demás. A pesar de tener la misma distribución y tamaño de otras, la mía refleja el estilo de nuestra familia, está adecuada a nuestras necesidades y me hace sentir cómoda y feliz en ella.” 

      

Adriana Agudelo:

"Llegar a mi casa es lo que me produce más placer, es el lugar en donde encuentro todo tipo de emociones; el solo hecho de que el espacio facilite que los 4 nos encontremos cumple todas las expectativas. Vivo en una zona que tiene aún cierto ambiente de barrio, la tienda, la peluquería, el colegio, la cancha, la casita de ballet, el mall, etc., permite que caminar se convierta en un disfrute. Vivo en un edificio en donde los niños aún bajan al parque, juegan hasta tarde, inventan fiestas, disfrutan la niñez. En resumen… Mi casa es “el sitio de mi recreo”".

    

 Mauricio Orozco:

"Mi casa, más que un lugar donde vivo con mi esposa, es un espacio donde nos refugiamos de todo lo que pasa en el exterior, es un lugar lleno de magia, que compartimos juntos todos nuestros gustos, cocinamos, tomamos vino, vemos películas, y a veces algunas parranditas hasta al amanecer, todo esto nos conlleva que a pensar que este lugar pequeño está lleno de grandes sentimientos y es el espacio favorito para estar juntos".

      

Oscar Quiceno:

"Actualmente mi modo de vida gira en torno a 2 personajes que se llevan gran parte de mi atención y cuidado, 2 personajes llenos de vida, energía y curiosidad; mis hijos y gran parte de esto que me sucede se lleva a cabo en un lugar que por estas particulares condiciones se debió pensar y adecuar para ellos, una vivienda como muchas que si se ve a simple vista no deja de ser una más de las del mercado pero que gracias a ellos ahora es particularmente única."

      

Diana Echavarría:

"Mi casa es el mejor hotel, la mejor sala de cine, la mejor guardería y el jardín más hermoso".

    

 Judit Echeverri:

"Para mí, mi vivienda es tranquilidad, es paz, es amor, es confianza, es alegría, es el espacio en el cual puedo disfrutar de las cosas simples, pero que llenan mi vida".

      

Marcela Fajardo:

"Para mí, mi hogar representa seguridad, llegar a un lugar donde me siento tranquila, donde si tengo algún problema podré encontrar ayuda para solucionarlo, donde tengo apoyo y aceptación de quienes viven conmigo.
El espacio como lugar físico me agrada, disfruto de cada rinconcito y este me recarga de buenas energías. Es un lugar donde cuando llego, logro desconectarme de lo que me rodea, de la rutina y me conecta con la naturaleza, mis gatos y mis perros. Me muestra que por más que vea y sienta que no hay esperanza y la luz al final del túnel se ve lejos siempre hay algo lindo que disfrutar y algo que aprender…… que la vida es una sola y hay que disfrutarla…. A vivir el momento y a volar con el viento como los pájaros que me despiertan cada mañana".

      

Marta Roldán:

"Recuerdo las palabras de mi madre, cuando visitaba mi casa "Esto es el mejor vividero del mundo. Hoy después de vivir 20 años en esta casa, en la loma del escobero en Envigado, digo lo mismo...Es mi casa, pero a la vez es la casa de mis familiares cercanos, es la casa de mis amigos, es la casa de Victoria y de mi tía centenaria, donde vivimos rodeados de naturaleza y animales. Es una finca a 20 minutos de Envigado. No es grande, pero tampoco pequeña, la diseñamos y construimos hace 20 años, mi esposo y yo, ambos arquitectos. Tenemos en ella, nuestras fotos, nuestros recuerdos de los viajes, el arte que nos gusta, los muebles viejos restaurados y adaptados a nuestro gusto, la alcoba de Dani, con sus libros y afiches preferidos de Japón y de anime... No necesitamos más, nos sobra paisaje...Me gusta que alguien, alguna vez la catalogó, como "una casa con estilo propio". Me gusta mi casa, me gusta vivir con mis gatos, mis gallinas, me gusta el verde que nos rodea, es ese lugar que me proporciona descanso, tranquilidad y en el que puedo recibir a mis amigos; me gusta cuidarla, cambiarla, reformarla, vestirla de color...

Por lo anterior, estoy convencida que los arquitectos, al diseñar una vivienda para un cliente, nos debemos volver sicólogos e interiorizar la vida de cada familia, para que el resultado final, sea exitoso y los clientes vivan felices. Como alguna vez dijo, Margaret Thatcher, "Tu casa es el sitio a dónde vas cuando no tienes nada mejor que hacer".

 

Etiquetas: Marta Roldán

footer

footer


Síguenos en Instagram  byn @optimainspira