Cómo hacer realidad la idea de ahorrar

Todos queremos y pensamos que el ahorro es importante, lo difícil es que pocas veces logramos hacerlo, a veces es falta de planeación y tras de ejecución. Estos consejos son muy útiles para que ahorrar no sea sólo una idea, y podamos hacerlo sin mas excusas.

⦁ Debes de tener un plan:
Piensa qué es lo que verdaderamente quieres o necesitas (un sofá, un nuevo celular o unas vacaciones) y averigua que cuesta. Después márcate una meta realista, ejemplo: para tus próximas vacaciones ponte un plazo de seis meses para ahorrar lo suficiente, pon fotos de tu objetivo en lugares visibles oficina, nevera, puertas, billetera, cada vez que te entren ganas de comprarte unos zapatos nuevos o un juguete a tu hijo que no necesita mira la foto y pregúntante si deseas tanto este capricho como el objetivo para el cuál estas ahorrando.


⦁ Abre una cuenta de ahorros que no puedas tocar:
Pensar en una inversión más grande como comprar casa nueva o carro, implica un poco más de sacrificio con los gastos, estas cuentas bancarias no suponen ningún riesgo y ofrecen una mejor tasa que la cuenta de ahorro normal, generalmente con la condición de que el dinero debe permanecer con la entidad durante un tiempo determinado generando intereses. Estas cuentas generalmente se condicionan a plazos especiales para poder retirar los ahorros, así se será más fácil no contar con ese dinero, buscando cumplir el objetivo de ahorro inicialmente programado sin caer en tentaciones de momento.

⦁ Llena una alcancía con monedas sueltas:
Pon tu alcancía en un lugar bien visible y vacía allí cada noche las monedas que llevas en la billetera no importa la denominación cuando el frasco este lleno puedes hacer paqueticos, al cabo de unos meses este dinero puede bastar para pagar algún regalo o algún gasto extra q no tenías presupuestado.


⦁ Ahorra los ingresos extras:
Cada vez que recibas una cantidad de dinero extra, por ejemplo un pago que se había retrasado mucho, un bono en el trabajo o un regalo monetario, ingrésalo a tu cuenta de ahorros o si tienes deudas úsalo para pagar tus tarjetas de crédito y préstamo o para hacer un abono extra para reducir intereses.
Pensar en una inversión más grande como comprar casa nueva o carro, implica un poco más de sacrificio con los gastos, estas cuentas bancarias no suponen ningún riesgo y ofrecen una mejor tasa que la cuenta de ahorro normal, generalmente con la condición de que el dinero debe permanecer con la entidad durante un tiempo determinado generando intereses. Estas cuentas generalmente se condicionan a plazos especiales para poder retirar los ahorros, así se será más fácil no contar con ese dinero, buscando cumplir el objetivo de ahorro inicialmente programado sin caer en tentaciones de momento.

Etiquetas: Participaciones especiales

footer

footer


Síguenos en Instagram  byn @optimainspira