TODO COMIENZA POR CASA: ¡A AHORRAR ENERGÍA EN EL HOGAR!

El primer paso para implementar un cambio verdadero en nuestra forma de vivir y cuidar de nuestro planeta debe empezar por el más propio de los espacios, es decir, el hogar, la casa. A continuación algunos tips sencillos para el ahorro de energía en el hogar que cada uno de nosotros puede poner en marcha:

Cuidar del gasto energético y de los recursos que consumimos no solo es un granito de arena para la conservación del planeta, sino también un método útil y significativo para ahorrar un par de pesos y fomentar la economía del hogar.

1. Los colores claros ayudan: Tomar la decisión del color a utilizar para pintar nuestras paredes en ocasiones es difícil. Sin embargo, pocos consideran el hecho que colores más claros favorecen la iluminación de los espacios y reducen la necesidad de hacerlo artificialmente. Colores claros en nuestras paredes significan menos bombillos encendidos.

2. Una cocción más eficiente en la cocina:  Cocinar es una actividad inherente al hogar y la vida en familia. Sin embargo con los afanes que transcurren en la cotidianidad, cocinar suele convertirse en una actividad entre tantas que suele ejecutarse al unísono con otras.
Acostumbrarse a mantener las tapas sobre nuestros instrumentos de cocina favorece la rápida cocción de los alimentos ahorrando tiempo y dinero en los gastos de nuestros recursos.

3. Diga no a los alimentos calientes en la nevera: La necesidad es apremiante y en ocasiones reducir la temperatura de algún elemento o alimento nos lleva a introducirle dentro de la nevera. No obstante, este cambio de temperatura representa un esfuerzo adicional para el electrodoméstico que se traduce en mayor gasto de energía. A veces tener un poco de paciencia nos representa un poco de ahorro para el bolsillo.


4. Lo básico no se debe olvidar: Cuando se trata de hacer uso de elementos en la cocina, la calefacción y calentadores no se debe olvidar que aquellos que funcionan a base de gas son muchos más económicos que los eléctricos. Pequeños detalles como estos hacen la diferencia a la hora de revisar nuestras facturas y ponderar el impacto ambiental que desde casa generamos con el uso excesivo de recursos.

5. Los bombillos LED: Bombillas comunes, halógenas e incandescentes consumen un 80% más de energía de la que lo hace una bombilla LED, por lo que ciertamente representan nuestra mejor opción a la hora de reducir los gastos de energía en el hogar. Además de ello, es recomendable mantener limpias todas las bombillas y en buen estado, vale la pena recordar que lo limpio brilla mucho más que lo opaco.

 

Etiquetas: Juan Fernando Velez

footer

footer


Síguenos en Instagram  byn @optimainspira