Pulmones verdes: Un cambio cultural

Medellín ha visto lentamente cómo su eterna primavera se esfuma en una nube gris que parece no solo ocultarnos la luz del sol sino además enfermarnos. Y de hecho, ha sido necesaria la intervención de la Alcaldía de Medellín, al punto de tomar medidas que por la cultura ciudadana se tornan impopulares: mayores restricciones de pico y placa.

Inconsciencia individual

Más allá de las medidas y políticas que se planteen desde los entes gubernamentales, lo cierto es que en las calles y en los rincones de la ciudad, se escuchan quejas y frases absurdas que demuestran el camino largo que nos queda a los paisas en cuanto a consciencia social.
“¿Para qué pagamos impuestos?” es una de las frases más comunes por estos días, la cual es un lamento irracional si se compara con el ejemplo de un fumador que no deja el cigarrillo, pero le reclama a su médico de familia diciéndole “Para eso le pago”. Lo cierto es que si el fumador no cambia sus hábitos, va a seguir enfermo. Y los paisas seguiremos a medio respirar de no dar un giro de 180° grados en cultura medioambiental.

Medellín: historia de superación

Con esfuerzo y pujanza, la ciudad ha experimentado un proceso de transformación hasta ser reconocida hoy como una de las ciudades más innovadoras del mundo, ganando premios internacionales entre otras cosas por tener uno de los mejores sistemas de transporte.

¿Y esta historia para qué?
Si en su momento superamos una época tan difícil, hoy podemos hacerlo de nuevo. La resiliencia es una de las características de quienes habitamos Medellín, pero es una palabra que requiere de acción, de no quejarse y de cambiar los hábitos.

Queremos invitarlos a leer el artículo “Movilidad Sostenible”, publicado hace unos días en nuestro blog.
¿Y para qué? Pues para que recuperemos el color y la vida de la ciudad que hoy parece más el rodaje de una película a blanco y negro; para evitar o al menos minimizar enfermedades respiratorias provocadas por la alta contaminación; para que la movilidad sea más fácil y los tacos sean menos; para que el ejemplo motive a los demás a imitarnos y que mañana Medellín sea conocida por superarse continuamente.

Óptima y su grano de arena

¿Qué estás haciendo hoy para aportar soluciones a la crisis del aire que tiene Medellín hoy?
La pregunta anterior nos la hemos hecho varias veces en Óptima, y desde hace tiempo venimos iniciando un plan empresarial de movilidad sostenible que busca aportar soluciones al mejoramiento ambiental de la ciudad. Para ello, el primer paso es hacer seguimiento a la huella de carbono de Óptima y determinar cómo mejorarla.

Por ahora, Óptima viene estructurando el plan de la siguiente manera:

  • El Área Técnica y Arquitectura se encuentran realizando acercamientos con el Centro de Innovación de Argos en EAFIT, con lo cual buscan fortalecer el conocimiento y lograr la futura utilización de nuevos materiales: concreto permeable, muros verdes, cubiertas ecológicas, recolección y reutilización de aguas lluvias, entre otros.
  • Campaña de cambio cultural: realización de encuestas a empleados de Óptima para identificar la huella de carbono, generando un diagnóstico y un plan de acción para fortalecer la movilidad sostenible entre los colaboradores de la empresa.
  • Incentivos y reconocimientos a empleados que promuevan la movilidad sostenible: Acceso a los mejores parqueaderos a quienes se transporten en un solo automóvil -aprovechando rutas comunes-, bonos de lavado de vehículo, reconocimiento al empleado sostenible.
    La invitación de Óptima es, finalmente, a que nos preguntemos si nuestras acciones están aportando soluciones o, por lo contrario, aumentan la crisis de aire que vive la ciudad.

 

 

Etiquetas: Julián Jurado

footer

footer


Síguenos en Instagram  byn @optimainspira