Vitra

Vitra, es una fábrica suiza de mobiliario y accesorios para el hogar que nació en 1957, con la producción de mobiliario de Charles y Ray Eames. Después de un viaje de los fundadores Willi y Erika Fehlbaum a Estados Unidos, dónde descubrieron en una vitrina el diseño de la silla LCW del matrimonio Eames, empezando con ello, una relación muy fructífera para ambas parejas.

Desarrollada cómo una empresa familiar, la filosofía de Vitra, se basa en la idea de que lo cotidiano tiene un gran potencial de placer, inspiración y satisfacción estética.

“Para mucha gente, su casa es el único lugar donde pueden ser de verdad ellos mismos.”

SU FILOSOFIA

Le apuesta a los diseñadores y su punto de vista, Vitra considera a sus diseñadores no solo como contratistas sino también como autores. La relación de confianza entre autores de todos los lugares del mundo y Vitra, que comparte sus ambiciones, es la esencia misma del proceso de desarrollo de productos de la empresa. Las colaboraciones son siempre una sutil síntesis de libertad artística, conocimiento de la producción y competencia industrial. Esta filosofía es la base de la cultura de la empresa y su carta de presentación.

EL CAMPUS INDUSTRIAL

El parque arquitectónico ubicado en Weil am Rhein, al suroeste de Alemania, es tan representativo de Vitra como lo son los muebles de hogar y de oficina que fabrica la empresa.
Tras un incendio en 1981, que destruyó la mayor parte de los edificios de producción, se ha creado un conjunto heterogéneo de arquitectura contemporánea. Para ello, los arquitectos han prestado gran atención a la integración armónica de las construcciones con el área que las circunda y a su fusión con el paisaje natural. La sorprendente calidad y concentración de edificios, reunidos en un espacio pequeño, son la causa principal de que Vitra Campus se haya convertido en un punto de atracción para los amantes de la arquitectura y el diseño de todo el mundo.
Cinco de los estudios de arquitectura representados en los terrenos de Vitra han sido galardonados con el célebre premio Pritzker, equivalente al nobel de Arquitectura.

SUS NAVES, OBRAS MAESTRAS DE LA ARQUITECTURA

Este complejo, surge en 1981, por la necesidad de remodelar las instalaciones de producción a causa de un incendio. El arquitecto seleccionado para ello fue Nicholas Grimshaw, el cual junto con su edificio, propuso un plan maestro para todo el futuro campus, el cual se descompuso tras una encuentro de Rolf Fehlbaum, hijo del fundador de Vitra, con Frank Gehry, el cual le propuso, la reconstrucción en forma de collage, y así es cómo nació la idea de lo que es hoy en día el Vitra Campus.

En 1989, Gehry finalizó las obras de una nave de fabricación y del Vitra Design Museum, su primera obra en Europa.

Entre 1993 y 1994, el portugués Álvaro Siza levantó otra nave de fabricación.

El japonés Tadao Ando construyó un centro de conferencias, también su primera obra en Europa.

Con la estación de bomberos, Zaha Hadid hizo realidad su primer edificio en 1982.

En los años siguientes, los terrenos se ampliaron con la compra de una serie de pequeños edificios. De esta época son: La cúpula de Richard Buckminster Fuller - La gasolinera de Jean Prouvé.

En 2006, se retomaron los trabajos con una peculiar nave circular con rampas de carga alrededor de las cuales pararían los camiones de transporte. El responsable fue el estudio de Tokio, SANAA (Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa.

Herzog & de Meuron diseñaron finalmente la VitraHaus, una amplia sala de exposiciones para los productos de Vitra Home y el Schaudepot, que alberga la colección de sillas originales.

Mucho más que un polígono industrial en el centro de Europa, el Vitra Campus, es un núcleo de innovación y descubrimiento artístico.

Los invito a hacer un recorrido por su sitio web oficial https://www.vitra.com/es-lp/home

¡VALE LA PENA!

Etiquetas: Marta Roldán

footer

footer


Síguenos en Instagram  byn @optimainspira